La Unión Europea reforzará las medidas de seguridad y los controles en los trenes

Los ministros del Interior de nueve países de la Unión Europea acordaron que reforzarán el control de la identidad de los pasajeros y de los equipajes en los viajes en tren de larga distancia. Asimismo, también resaltaron que se ampliarán las patrullas mixtas de policías de diversos países en las estaciones.

El pasado 28 de agosto, los ministros del Interior y de Transportes de nueve países europeos, entre los que se encontraban los responsables de Interior y Transportes de España, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Holanda e Italia, además de Gilles de Kerchove, coordinador antiterrorista europeo, Violeta Bulc, comisaria de Transportes, y Dimitris Avramopoulos, comisario de Interior, se reunieron en París para hablar sobre cooperación transfronteriza en materia de terrorismo y seguridad ferroviaria. Todo ello a consecuencia del ataque yihadista del pasado día 21 del mismo mes en el tren Thalys que cubría la línea Ámsterdam-París. Un acto que puso de manifiesto que las medidas de seguridad en los trenes europeos son insuficientes pese a la creciente amenaza terrorista, lo que provocó que el ministro del Interior galo, Bernard Cazeneuve, convocará a sus homólogos en París para afianzar la seguridad en los trenes internacionales tras el ataque.

 

Nuevas medidas 

 

En una declaración conjunta leída por el ministro francés del Interior los nueve países  anunciaron que reforzarán el control de la identidad de los pasajeros y de los equipajes en los viajes en tren de larga distancia. Asimismo, también  resaltaron que se ampliarán las patrullas mixtas de policías de diversos países en las estaciones.

 

Además, los firmantes consideraron “indispensable poner en marcha operaciones de control simultáneas y coordinadas en trayectos puntuales”. Para ello se aumentará el “control de identidad de los pasajeros, así como la inspección visual de los equipajes”, y se hará una “evaluación de las consecuencias de una generalización de los billetes nominativos para los trenes internacionales de larga distancia”.

 

No obstante, los nueve países también pidieron a la Comisión Europea que examine “una modificación puntual de las reglas del código de fronteras Schengen para que permita controles permanentes sólo donde sea necesario”. Los ministros hicieron un llamamiento a todos los Estados miembros de la Unión Europea para que incluyan “de manera sistemática” en las bases de datos de Schengen “el nombre de las personas sospechosas de ser yihadistas”,  para que se alerte de los movimientos de sospechosos, especialmente cuando accedan a un medio de transporte público.

 

Asimismo, diferentes compañías ferroviarias han asegurado que para poder realizar los controles exhaustivos que se están demando se necesitaría aumentar el precio de los billetes.

“Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o permanece en nuestra web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí"

Publicaciones

Apoyo Institucional