Educación escolar en emergencias:  los niños de hoy salvarán vidas mañana

POR: CARLOS NOVILLO PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE TÉCNICOS DE BOMBEROS (APTB)

 

El Ministerio de Educación, con la aprobación de la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa), y la Comunidad de Madrid, mediante la regulación del currículo educativo en el ámbito de sus competencias, han hecho posible que, después de dos años de recorrido, la iniciativa Educación Escolar en Emergencias haya obtenido la recompensa a todo el esfuerzo desplegado por miles de profesionales del mundo de la seguridad y las emergencias, así como de las instituciones y ciudadanos particulares que se han comprendido y apoyado la necesidad de tener generaciones formadas como primeros intervinientes en emergencias.

Esto es, futuros ciudadanos implicados como agentes activos en la prevención y actuación ante situaciones de riesgo, en estrecha colaboración con los servicios profesionales, creando así un tejido social de protección civil, con el único objetivo de salvar vidas.


Esta iniciativa pretende que los conocimientos en primeros auxilios, seguridad vial, prevención, emergencias, autoprotección y protección civil formen parte del currículo escolar en todas las etapas educativas, de una forma obligatoria y evaluable. Está formada por las principales sociedades científicas del ámbito de las emergencias, entre ellas la APTB, y ha conseguido durante estos dos años el apoyo mediante la aprobación de las correspondientes mociones y proposiciones no de ley de tres comunidades autónomas (Madrid, Canarias y Murcia) y más de 30 ayuntamientos de toda España.

 

Contenido obligatorio
Tras estos dos años de intensa actividad y reuniones con el Ministerio de Educación, se ha conseguido que dos terceras partes de la iniciativa se vean reflejadas en la nueva LOMCE. Primeros auxilios y seguridad vial han sido incluidos como contenidos obligatorios y evaluables en toda la etapa escolar de infantil y primaria, formando parte de asignaturas como son Ciencias Naturales y Ciencias Sociales.


La Comunidad de Madrid, por su parte, ha introducido la tercera parte que faltaba en la LOMCE, que era de una importancia capital, completando los conocimientos que permitirán tener generaciones formadas en prevención y autoprotección para afrontar con garantías situaciones presentes y futuras, que puedan afectarles tanto a ellas como a sus semejantes.
Esta parte, dentro del concepto de Prevención Autoprotección y Protección Civil, incluye aspectos como:


▪ Aprender a actuar tras un accidente.
▪ Saber alertar a los servicios de emergencia.
▪ Identificar los diferentes riesgos que afectan al ser humano.
▪ Conocer las medidas de protección y autoprotección ante emergencias y catástrofes.
▪ Conocer el teléfono único de emergencias 112 y las habilidades que faciliten la comunicación con él.

 

Estas materias, incluidas en la asignatura de Ciencias Sociales como contenidos comunes para toda la etapa, completan los tres ámbitos de la iniciativa (primeros auxilios, seguridad vial y emergencias), convirtiendo a la Comunidad de Madrid en la primera de España en apostar por una sociedad más prevenida y preparada frente a emergencias y catástrofes.


Ahora esperamos que el resto de comunidades autónomas sigan este ejemplo y que además legislen en aquellos aspectos de su singularidad que son vitales para sus ciudadanos. Conocer cómo actuar frente a terremotos en las regiones del sur o frente a aludes y tormentas de nieve en zonas montañosas es una oportunidad y una necesidad que no deben dejar de atender.  

“Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o permanece en nuestra web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí"

Publicaciones

Apoyo Institucional