España tiene uno de los índices de muerte por incendio más bajos del mundo

El Estudio de Víctimas de Incendios en España 2012-2013, que ha sido elaborado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), presenta los datos más significativos recogidos en estos dos años con el objetivo de llevar a cabo acciones preventivas.

El Estudio de Víctimas de Incendios en España 2012-2013, de ámbito nacional y con datos de los 148 servicios de bomberos existentes, fue presentado en Madrid por Antonio Guzmán, director del área de Salud y Prevención de la Fundación Mapfre, y por Carlos Novillo, presidente de la APTB. El documento muestra una serie de datos representativos de suma importancia con los que se prepararán medidas que permitan continuar con la tendencia a la baja de víctimas mortales desde 2010.

 

En los últimos años, la prevención e información que se está realizando desde instituciones públicas y privadas resulta esencial para mantener esta tendencia. Así, el descenso gradual en el número de víctimas mortales durante la evolución del estudio se traduce en un 30%. Concretamente, en los cuatro años que lleva realizándose este estudio, el descenso ha sido el siguiente: 192 descensos en 2010, 173 en 2011, 170 en 2012 y 132 en 2013. Todo ello supone un índice de 2,8 fallecidos por siniestro, uno de los más bajos de Europa.

 

Sin embargo, el grupo de mayores de 65 años suma un mayor número de víctimas mortales. Con un incremento de sus cifras, supone más de la mitad de los fallecidos en la totalidad de los incendios (52% en 2012 y 55% en 2013). Esta cifra alcanza el 67% analizando, únicamente, los fallecidos en viviendas.

 

En este sentido, hay otros datos que también llaman la atención. Las muertes en edificios suponen casi el 80% de todas las contabilizadas. A su vez, el 95% de las víctimas mortales ocurren en la vivienda habitual de los fallecidos. Cabe destacar, además, que casi dos de cada tres muertos se producen en domicilios situados en las tres primeras plantas de los inmuebles afectados. Todo ello pone de manifiesto la escasa preparación de los hogares españoles, tanto para la detección de incendios como para su posible extinción.

 

Las causas más habituales de incendios en los hogares (en torno al 70%) son los aparatos productores de calor, los problemas eléctricos y el hábito de fumar, coincidiendo siempre con el invierno. Precisamente, la mitad de las muertes totales se producen en los tres meses de la estación de invierno (diciembre, enero y febrero). En consecuencia, es recomendable una mejor inspección eléctrica y el uso de detectores de humo, por lo que sería bueno llevar a cabo una regulación específica para la instalación de dichos detectores en los hogares, tal y como aconseja el estudio.

 

El estudio también refleja que el riesgo de morir en un incendio es mayor cuanto menor es la población de la ciudad. De este modo, es recomendable tener especial cuidado con casas no habitadas habitualmente, como suelen ser las segundas residencias.

 

Tras las conclusiones expuestas, las recomendaciones más destacadas del estudio son las siguientes: las campañas públicas de prevención de incendios deben dirigirse, principalmente, a las viviendas individuales y, especialmente, a los colectivos más vulnerables. A su vez, la legislación de protección contra incendios tendrá que prestar más atención al objetivo de evitar muertes en viviendas. Además, es necesaria una máxima especialización de los cuerpos de bomberos en materia de investigación sobre lugares, motivos principales y grupos de riesgo, así como la determinación de causas de incendios y explosiones. Finalmente, es imprescindible que la educación escolar en emergencias se implante de manera definitiva en los contenidos obligatorios y evaluables del plan de estudios. 

“Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o permanece en nuestra web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí"

Publicaciones

Apoyo Institucional