La Policía Nacional colabora en el desarrollo de un laboratorio forense para investigar atentados

El laboratorio integra sensores portátiles de detección y análisis de trazas de explosivos, restos plásticos y componentes electrónicos procedentes del artefacto.

El proyecto ForLab (Forensic Laboratory for in-situ evidence analysis in a post blast scenario) es un proyecto europeo financiado por el 7º Programa Marco (FP7). Se trata de un avanzado laboratorio forense diseñado para trasladarse al escenario de un atentado y poder procesar pruebas de forma eficaz. El sistema facilita un primer análisis y una identificación rápida de explosivos y residuos de disparos, y apoya las labores de detección de pequeños restos plásticos y componentes electrónicos procedentes del artefacto.

Por su parte, la principal innovación que presenta el proyecto consiste en establecer una comunicación entre las búsquedas que realicen los investigadores presentes en la escena y un puesto de mando que dispondrá, en tiempo real, de los resultados de los análisis preliminares realizados sobre las pruebas recogidas. En este sentido, se maximizará la velocidad, fiabilidad y precisión de la recogida de muestras, y eso supondrá un paso adelante en la lucha contra el terrorismo.

El consorcio europeo, en el que participa Indra, y en el que han trabajado otros 12 socios de siete países europeos, ha completado el desarrollo de ForLab junto con la participación de la Policía Nacional a través de la Comisaría General de Policía Científica. El papel desempeñado por ésta última, como usuario final, se ha centrado en el asesoramiento y participación activa en el desarrollo de las tecnologías, así como en el progreso de un sistema de registro de evidencias con la integración de diversos software. Asimismo, ha dado a conocer las necesidades de adaptación de estas novedosas tecnologías a los escenarios post-explosión reales. Además, ha aportado su experiencia para que el diseño de los equipos sea el adecuado y cubra las necesidades y expectativas básicas de seguridad y manejabilidad que requieren los operadores de la escena del delito. Por último, ha contribuido al éxito del proyecto con sus conocimientos en el campo criminalístico.

ForLab

 

ForLab se compone de un equipo de modelado 3D, que genera una imagen precisa de la escena del atentado en pocos minutos, y de una serie de sensores que permiten detectar y analizar evidencias. Con ayuda de un sistema de posicionamiento, se atribuye a cada prueba su ubicación en el escenario 3D. De esta forma, esta información se registra y envía a un centro de control por medio de un sistema de comunicaciones seguras. En última instancia, desde ese centro, expertos y mandos pueden dirigir y respaldar la operación de recogida de pruebas.

El proyecto está dotado con un sistema de sensores portátiles LIBS y Raman para la detección de explosivos, residuos de disparos y otras sustancias, además de un sistema de Fluorescencia Inducida Láser (LIF) para detectar polímeros y plásticos, y un sistema NJLD (Non-Linear Juntion Detection) para detección de pequeños restos electrónicos. Estos sensores son más selectivos a la hora de escoger las pruebas que se enviarán al laboratorio, lo que ahorrará tiempo y trabajo. Por su parte, la arquitectura del sistema ha sido pensada para poder incorporar de forma sencilla cualquier otro tipo de sensor que utilice la Policía.

Todo ello ha supuesto que la recogida de pruebas sobre el terreno se optimice. Las señales se envían posteriormente a un laboratorio de referencia para su análisis, labor que puede llevar horas o incluso días. No obstante, los agentes dispondrán de un primer análisis in situ, que aportará información imprescindible para identificar a los posibles autores del atentado. Asimismo, se facilitará el análisis de paredes o superficies de gran tamaño en las que resulta difícil recoger muestras.

Por otro lado, el sistema, además de registrar la ubicación precisa de cada prueba, deja constancia del efectivo y la hora a la que se recogió por medio de una firma digital individual, mejorando así la custodia de las pruebas y evitando las pérdidas de datos.

Detector de explosivos ForenLIBS

 

Indra se ha responsabilizado del desarrollo del sensor LIBS, que es capaz de detectar restos de explosivo, residuos de disparos y otras substancias sobre superficies, o en las manos de un sospechoso. En cuanto a su funcionamiento, el policía dirige el cabezal láser sobre la superficie a analizar, generando un plasma. Posteriormente, los átomos y los iones excitados emiten una radiación de luz característica de cada elemento. Finalmente, esta radiación es detectada mediante un equipo espectrométrico, y se obtiene un espectro característico que permite identificar el compuesto.

LIBS es una técnica muy sencilla y sensible, que no requiere preparación de las muestras y que no afecta a las mismas. Además, el equipo es cómodo de transportar ya que es del tamaño de una maleta de mano.

“Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o permanece en nuestra web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí"

Publicaciones

Apoyo Institucional