19/04/2013

El Consejo de Ministros tramita el Anteproyecto de Ley de Seguridad Privada

Jorge Fernández Díaz ha presentado al Consejo de Ministros el Anteproyecto de la nueva Ley de Seguridad Privada. La reforma, que será enviada al Congreso de los Diputados una vez la tramite el Gobierno, pretende modernizar la normativa del sector, cuya Ley vigente fue aprobada hace más de 20 años. Descargue el Anteproyecto de Ley de Seguridad Privada al final de esta noticia.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, presentó el 12 de abril al Consejo de Ministros el Anteproyecto de la nueva Ley de Seguridad Privada. El texto de la reforma pretende establecer un nuevo marco que aborde la Seguridad Privada desde una perspectiva integral y se adapte a los cambios tecnológicos, así como a las competencias en esta materia de las comunidades autónomas. El Anteproyecto considera a la Seguridad Privada un recurso externo de la pública y establece los principios de “complementariedad, coordinación y corresponsabilidad” entre ambas. La norma mantiene, no obstante, el carácter subordinado de la Seguridad Privada respecto a la pública.

 

Para establecer la coordinación y colaboración entre ambas partes, la nueva ley recoge la creación de comisiones mixtas, que estarán integradas por representantes de Interior, del sector privado y de las autonomías con competencias en la materia.

 

La reforma, que tendrá que ser debatida en el Congreso de los Diputados, abre la puerta a la realización de nuevos servicios por parte de las empresas enmarcadas en esta actividad, tales como vigilancia en polígonos, urbanizaciones y zonas comerciales peatonales; vigilancia perimetral en prisiones; gestión y respuesta a las alarmas; servicios de planificación y asesoramiento; videovigilancia privada dentro de inmuebles o investigación privada. Asimismo, la nueva Ley regulará por primera vez las medidas de seguridad física, electrónica y de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

 

En Anteproyecto regula cuestiones anteriormente dejadas al Reglamento de Seguridad Privada, tales como las funciones de gran parte del personal de seguridad. Así, por ejemplo, para dar respuesta al gran avance tecnológico y al fuerte incremento del subsector de las alarmas, se prevé que la verificación de las alertas sea una función de los vigilantes de seguridad.

Por otro lado, las empresas y despachos de detectives tendrán que inscribirse en un nuevo Registro Nacional de Seguridad Privada. Se establece un sistema flexible que permitirá incrementar o reducir los requisitos de las compañías, en función de la actividad que desempeñen.

 

El texto recoge igualmente, por primera vez con rango de ley, las actuaciones de control e inspección sobre las entidades, el personal y las medidas de seguridad, así como la obligatoriedad de colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El régimen sancionador de la nueva ley trata por separado las infracciones de las empresas, del personal y de los usuarios, incluyendo también a los centros de formación. Se aplicarán graves sanciones a aquellas compañías que no cumplan la normativa, que pueden llegar incluso hasta al cierre del negocio. De esta forma, el Ministerio trata de acabar con el intrusismo en el sector.

 

La norma se adapta al régimen de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas e introduce mecanismos para evitar la actuación de empresas que no cumplan sus obligaciones tributarias o los derechos de los trabajadores.

Volver
Anteproyecto de Ley de Seguridad Privada
anteproyecto_ley_segur_priv.pdf
Documento Adobe Acrobat [197.8 KB]

“Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o permanece en nuestra web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí"

Publicaciones

Apoyo Institucional