El nuevo Código Penal castigará delitos que hasta ahora quedaban impunes y se establece la pena de prisión permanente revisable

El Consejo de Ministros aprobó en octubre la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley de reforma del Código Penal.

Se trata de la reforma más profunda de las realizadas hasta ahora, al incluir una revisión del sistema penal para dar respuesta a las nuevas formas de delincuencia, a la multirreincidencia y a los delitos más graves. El texto se adecua, además, a las conductas delictivas del siglo XXI a través de una revisión técnica de un número importante de delitos, entre los que sobresalen aquellos previstos para castigar la corrupción.


Gracias a su nueva redacción, se conseguirá el castigo de conductas que hasta ahora quedaban impunes. Entre las novedades del texto, figura la prisión permanente revisable en supuestos de excepcional gravedad. También profundiza en la imposición de medidas de seguridad que inició la Ley Orgánica 5/2010 con los delincuentes sexuales, de forma que la libertad vigilada podrá aplicarse a más delitos en función de la peligrosidad del reo: por primera vez se establece un sistema dualista, donde por un lado una pena castiga el hecho cometido y una medida de seguridad protege a la sociedad de la peligrosidad del sujeto.

Internet


Por otra parte, la reforma impide que exista vía libre en Internet a los que vulneren la propiedad intelectual y se perseguirán las páginas web que facilitan el acceso ilícito a obras protegidas en busca de un beneficio directo o indirecto.


Asimismo, el nuevo texto ahonda en la protección de la mujer mediante la introducción de nuevas figuras delictivas, como el delito de matrimonio forzado, el de acoso u hostigamiento, la divulgación no autorizada de grabaciones o imágenes íntimas obtenidas con el consentimiento de la víctima y la alteración de los dispositivos telemáticos para controlar medidas cautelares.


También será delito cualquier acto sexual con menores de 16 años, salvo que exista proximidad de edad o de madurez ,y se castigará a los clientes españoles de prostitución infantil, aunque cometan el delito en el extranjero.

 

Para ver el texto completo pinche aquí.

“Utilizamos cookies propios y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando o permanece en nuestra web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí"

Publicaciones

Apoyo Institucional